Seleccionar página
RADIANT and HAPPY skin

Todas sabemos que las mujeres japonesas lucen una piel perfecta. Suelen ser pieles cuidadas, sin arrugas, muy luminosas… En definitiva, un cutis que a cualquiera de nosotras le gustaría presumir.

Si analizamos sus hábitos de vida saludable a nadie se le escapa que, el hecho que tomen muy poco el sol les ayuda a conseguir esta tez tan ideal. Aunque, si investigamos un poco más, veremos que algún que otro truco tienen, aparte de reposar poco en la playa, que les ayuda a exhibir esta piel tan perfecta.

¿Quieres saber cuál es?

Seguro que en algún momento de la vida te habrás apuntado en una clase de yoga para ganar elasticidad persiguiendo posturas imposibles, pero: ¿Has intentado alguna vez hacer yoga facial?

El sentido común nos indica que los músculos de la cara por más pequeños que sean también deberían recibir los mismos cuidados que los del resto del cuerpo.

La reconocida cosmetóloga japonesa Chizu Saeki recomienda en su best seller «El cuidado de la piel: La revolución japonesa» seis tipos de masaje muy interesantes para conseguir una piel tersa y relajada.

Cada movimiento tiene su importancia y suelen ser técnicas sencillas más que maniobras complejas. En este post te descubrimos algunas de ellas:

  1. Técnicas de estiramiento: Se trata de masajes básicos, de caricias, que pueden realizarse en distintos momentos de la rutina facial.
  2. Tirar y empujar: Son técnicas algo más fuertes que los estiramientos anteriores. Ayudan a que penetren mejor los cosméticos y mejoran el flujo linfático.
  3. Pellizcado y lifting: Son claves para atenuar arrugas y flacidez. También pueden ayudar a corregir hábitos musculares.
  4. El toque de piano: Este masaje es para la zona del contorno de los ojos y la boca, de piel fina y delicada. La idea es masajear la piel como si tocaras el piano.
  5. Técnicas de sacudida: Son muy relajantes. La idea es sacudir el cuero cabelludo y la piel de la mano con las dos manos.
  6. Técnicas de presión: Son masajes que actúan sobre la dermis. Producirán calor en ella y por tanto mejorarán la circulación y darán al rostro un color saludable.

Una de las mayores claves del yoga facial es la constancia, así que desde Labelist Cosmetics te animamos a que incorpores en tu rutina facial estos ejercicios que te ayudaran a mejorar el aspecto general de tu rostro.

Si nos sigues en Instagram podrás descubrir algunos de estos movimientos para atenuar arrugas y flacidez, pero te proponemos un ejemplo de ellos para que puedas empezar a practicarlos.

Sobre las técnicas de estiramiento:
1. Con las puntas de los dedos estira la piel bajo los ojos hacia dentro mientras elevas la piel de la sien con la otra mano.
2. Ponte las manos en las mejillas y tira de toda la cara hacia fuera con un poco de presión.
3. Eleva la piel de la cara con los dedos o las manos.

Que las mujeres japonesas luzcan una piel tan impresionante no es solo cuestión de genética. ,)