¿Qué es mejor? ¿Un serum o una crema? ¿Cuál es más eficaz? ¿En qué debo fijarme? ¿Cuál escojo? ¡SOS!

Son muchas preguntas que seguro que alguna que otra vez te habrás hecho. En este post te damos información básica sobre ambos cosméticos que te ayudará a tomar una decisión favorable, pero, sobre todo, sobre todo, debes saber que son productos complementarios.

¿Qué es un serum?

El serum no es una crema. Su textura es diferente, y normalmente tiene un objetivo más concreto según las necesidades que tenga tu piel. Su absorción es instantánea, este hecho permite que lo puedas utilizar con tu crema hidratante de forma simultánea. Además, sus resultados acostumbran a ser muy rápidos, pero es importante resaltar que su poder nutritivo es mucho menor que el de una crema.

¿Qué es una crema?

La crema aporta principalmente nutrientes a tu piel, que ofrecen un cuidado básico para mantenerla saludable y protegida de agresiones externas. Acostumbra a ser un cosmético más espeso que el serum, porque contiene una mayor concentración de ingredientes grasos.

Diferencias básicas entre el serum y la crema

La textura
El serum tiene una textura fluida y ligera, por eso se absorbe tan rápidamente. En cambio, la crema suele tener una textura más untuosa.

Los ingredientes
El serum suele tener una concentración mayor de bioelementos y principios activos, que penetran en capas más profundas de la piel. La crema, en cambio, permanece en la superficie de la piel, en la capa superior de la epidermis y nunca llegará a las capas más profundas.

La función
Al serum le tienes que pedir una función básica según las características de tu piel; luminosidad, antiarrugas, hidratación… Su objetivo es tratar y, además, te ayudará a reforzar los efectos de tu crema.

La aplicación
El serum como está formulado para llegar a las capas más profundas de la epidermis, es aconsejable complementarlo con una crema que proteja la capa más superficial de la piel. El serum nunca lleva factor solar precisamente porque está pensado para que te apliques posteriormente una crema hidratante con factor.

El precio
Normalmente el serum suele ser más caro que la crema hidratante, porque lleva una concentración más elevada de activos.

Con toda esta información ya debes haber llegado a la conclusión que el serum y la crema son cosméticos complementarios y no sustitutivos por lo que te aconsejamos incluir ambos productos en tu rutina de belleza.

Nuestros serums
Nuestro primer lanzamiento se basa en una gama de serums, porque priorizamos eficacia y resultados que puedan ser percibidos rápidamente. En Labelist clasificamos los serums en tres categorías según su finalidad:

Además, te proponemos nuestros básicos: el Joy y Wink Serum como fórmulas esenciales para hidratar y realzar la belleza de tu rostro.

¿Qué tiene de especial nuestro Joy Serum?

¿Qué tiene de especial nuestro Wink Serum?

Si nuestros cosmaéticos básicos son prometedores, imagínate nuestros elixires y boosters. ¡Descúbrelos en labelistcosmetics.com!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *