¡Vuelta a la rutina! Recupera tu piel después del verano hidratándola en profundidad

¿Quién puede resistirse a un verano de sol, actividades al aire libre y playa? Sabemos que el sol es el primer enemigo para nuestra piel. La arruga, la deshidratación, tirantez, la mancha… Lo más importante es una vez finalizado el verano, tratar la piel de forma adecuada.

Los tratamientos de recuperación cutánea después de exposiciones prolongadas al sol persiguen normalizar las funciones fisiológicas de la piel y restaurar los parámetros que hacen que aparezca luminosa y saludable. Hidratar, relipidizar y combatir los radicales libres inducidos por las radiaciones solares son fundamentales después del verano. Tened en cuenta que son las mismas necesidades que forman parte del rejuvenecimiento. Por lo tanto, si bien el daño solar en la piel podría no ser visible en la juventud, sin duda se hará notar más adelante.

En condiciones ideales la capa córnea o más externa de la piel tiene la siguiente composición:

Cuando hemos estado expuestas al sol durante largos periodos de tiempo, este porcentaje de agua desciende enormemente. Los dermatólogos afirman que por debajo del 10% de agua la piel se considera.

Las duchas refrescantes dan energía y mejoran la oxigenación de la piel y beber entre dos o tres litros de agua diarios son consejos muy beneficiosos pero no suficientes para conseguir un estado cutáneo óptimo. Éste requiere de tratamiento tópico.

En Labelist te proponemos un hidratante y dos boosters que ofrecen al rostro renovación y un cocktail vitamínico extra para tu piel. Elige el que mejor se adapte a tus características cutáneas, y pruébalo de una forma intensiva durante 3 meses. Verás los resultados en seguida y tu cutis te lo agradecerá. A todas nos encanta lucir una piel relajada y con colorcito de verano, pero debemos ser muy conscientes que al finalizar la época estival tenemos que hidratarla en profundidad y recuperar su aspecto habitual.

Joy Serum

Cuidado facial fundamental diario. Después de las vacaciones es muy común tener la piel deshidratada, por ello la necesidad de rehidratary reparar. Evita la descamación de la piel tras las vacaciones y prolonga tu bronceado. Un pequeño gesto en tu rutina que marcará la diferencia.

Hoot Booster

Tratamiento intensivo antioxidante revitalizante. Regenera, refuerza y protege la piel de las agresiones externas y ambientales. Permite además atenuar pequeñas manchas y arrugas. Ello lo convierte en el tratamiento ideal, mientras se pierde el bronceado, para posteriores tratamientos antimanchas más agresivos.

¡Piel más tersa, uniforme y luminosa!

Nude Booster

Tratamiento intensivo renovador. Las capas superficiales de la piel son las que más han sufrido durante las vacaciones. Por esta razón, exfoliarse servirá para que la piel respire yse regenere mejorando su textura. Conseguirás una piel lisa y suave en un tiempo récord. Y no te preocupes por tu magnífico bronceado, ¡no lo eliminará!